Soy de TACNA, y escribo desde acá ocurrencias propias y no necesariamente por coyunturas.

jueves, 28 de enero de 2016

ACUÑA Y LAS TESIS UNIVERSITARIAS




Los que me conocen de cerca saben que no leo, que nunca escribo
César Acuña



El panzón Alan García ha dicho algo muy cierto: si Acuña nunca ha leído, es improbable que haya hecho una tesis y más si es una de doctorado. Lo más obvio es que la haya mandado a hacer, previo pago a uno de esos tipos que se ganan unos soles extra escribiendo tesis. Entonces, Acuña no plagió; lo hizo la persona que contrató, lo que viene a ser lo mismo.

Últimamente, es un negocio conocido el hacer tesis a sueldo. Los anuncios aparecen en todos lados: en el internet, en los diarios, en los postes, en las paredes de las calles, en las vitrinas de los negocios…nadie dice nada. Es negocio aceptado. Ahí tenemos a Tacna Centro, paraíso de las falsificaciones en Tacna, y también de la fabricación comercial de tesis de cualquier tipo.



Pero como César Acuña es candidato, es conocido y ha subido en las encuestas, todo el mundo lo quiere dinamitar y le han llovido las críticas. Bueno, razón no falta. El plagio es inaceptable en alguien que quiere ser Presidente. Pero también hay algo de hipocresía, sobre todo en los estudiantes y profesionales que están dispuestos a pagar para librarse “de la aburrida y difícil tarea” de hacer una tesis o de los que ya lo han hecho. Y no son pocos.

Ellos dirán: “Pero, Bíctor, yo no aspiro a ningún cargo público, solo quiero ser un profesional que gane su platita sin molestar a nadie, aparte la tesis no me va a servir para nada”. ¿Ah sí? O sea, tú que quieres ser abogado, garante de la justicia, luminaria de la ley, ¿no deberías también condenar a los que se hacen abogados con tesis compradas? ¿Dónde la justicia, dónde el imperio de la ley? Si así inicias, ¿cómo esperaremos que termines?

Y lo mismo pasa con la mayoría de profesiones conocidas. El administrador, encargado de guiar una organización privada o estatal, el contador que debe presentar  sin dolo los estados financieros de una empresa, el maestro que educará en valores a las nuevas generaciones, el periodista que informará con la verdad...

A propósito, las tesis que se presentan por aquí son poco consistentes, por no decir malas. Los institutos y universidades apenas y las revisan. Los asesores de tesis más estorban que ayudan con sus generalidades. Solo están pendientes de la forma y casi nunca del fondo, que es lo verdaderamente importante. Mecanizan a los estudiantes y es una mecánica que probablemente estos ya no requerirán. Instrumentos como el Turnitin solo sirven para que no hayan nuevos Acuñas (plagiarios) en nuestras universidades, pero no para sacar trabajos de calidad. Estamos claros en que el único objetivo que tienen estas instituciones y también sus alumnos sobre la tesis es que esta es solo la última piedra en el camino antes de tener el adorado título, y mientras más rápido la crucemos, mejor, no importa el modo.

Decirles a los que hacen tesis por dinero que dejen de hacerlo no funcionará. Hay parte de responsabilidad en ellos, o mejor dicho, en el mercado que permite ganar dinero de esa manera. Los verdaderos culpables -si vale el término- son los estudiantes flojos o incompetentes que pagan esos trabajos, además de los escasos filtros que dan las instituciones o las sustentaciones que, sobre todo en las privadas, son del mínimo rigor y sirven solo para la foto: Completemos el trámite, qué más da. No hay que negar que hay alumnos que no cuentan con el tiempo necesario por motivos de trabajo o que le cuesta entender las ambigüedades que disertan sus docentes en clases (salvo honrosas excepciones), puede ser, pero la elaboración de una tesis final debería ser una labor en que todo estudiante ponga el máximo de su capacidad en su realización, puesto que aquí se muestra realmente cuánto valió el tiempo y el dinero gastado en 3, 5 o 7 años de universidad.

Ya el presidente del JNE ha dicho que si la Complutense le quita el grado a Acuña, será retirado de la elección. La lección es no plagiar, esforzase por realizar un buen trabajo y no buscar que los demás lo hagan por ti. Una cosa es pedir ayuda sobre un tema; otra muy diferente es que quieras que te la hagan toda.


  


Tuit de la Universida Complutense de Madrid en que se compromete a investigar el caso de Acuña.

miércoles, 27 de enero de 2016

Marina de Guerra: La Unión y sus marinos vuelven a navegar en el Mar de Grau

Me permito, y ojalá no me acusen, copiar una nota muy  bien redactada que apareció hoy en la versión digital del diario Correo. Trata sobre nuestro nuevo Velero Escuela “Unión”, que el reportero llama “La Unión”. Hace casi exactamente un año, en este blog escribí sobre otro barco que se unía a nuestra Marina de Guerra, el Tacna.




27 de Enero del 2016 - 10:30| Lima -

Marina de Guerra: La Unión y sus marinos vuelven a navegar en el Mar de Grau
Buque escuela a vela es el más grande de América. Costó 161 millones y permitirá formar generaciones de nuevos hombres y mujeres de mar que viajarán por todo el mundo.
Textos: Gastón Gaviola ggaviola

Cuando el sol comience a ponerse sobre la rada del Callao hoy a las cinco de la tarde, “La Unión” afirmará el pabellón peruano sobre su cubierta y pasará a formar parte del servicio activo de la Marina de Guerra.

Se trata de una ceremonia llena de simbolismo, donde el Presidente de la República entregará al primer comandante de la nave -capitán de navío Gianfranco Polar- la bandera peruana que surcará el Mar de Grau. Este, a su vez, se lo entregará al alférez menos antiguo de la tripulación para que se encargue de izar la bicolor en el asta de popa.

Es así que “La Unión” volverá a navegar por los mares en los que una vez, la corbeta guerrera de la que hereda su nombre también paseó la enseña patria. Sin embargo, esta vez se trata de una nave de paz.

“La Unión” ya no es una nave artillada para la guerra. Es un BEV, es decir, un Buque Escuela a Vela que es desde hoy el segundo más grande del mundo. En él las nuevas generaciones de la Armada Peruana se entrenarán a la vez que la nave servirá como embajada flotante.

Este BEV llevará muestras de nuestra cultura, arte, gastronomía y música -por citar algunos aspectos- a todos los puertos del mundo en donde atraque durante su navegación.

Y con ellos, como fiel guardián, estará la figura vigilante de Túpac Yupanqui, el primer gran navegante que vio estas tierras.

TRADICIÓN MARINERA. Según las crónicas de Sarmiento de Gamboa -recogidas por el historiador peruano José Antonio Del Busto- Túpac Yupanqui zarpó con una flota de balsas de totora desde las costas del Tahuantinsuyo y enrumbó por el océano Pacífico hasta llegar nada menos que a la Polinesia.

Es por eso que el inca navegante, llamado “El Resplandeciente”, mantiene la mirada de bronce fija en el horizonte desde la proa del gigantesco velero que ahora preside.



Fotografías tomadas del Diario Correo, versión digital





martes, 19 de enero de 2016

SOBRE LAS TEORÍAS CONSPIRATIVAS


Nota del diario español El País en que refiere algunas ideas sobre la popularidad que siempre tienen las teorías conspirativas.


No fue Lee Harvey Oswald


El filósofo alemán Karl Hepfer plantea un estudio crítico del auge y popularidad de las versiones que persiguen manipular la realidad


PATRICIO PRON 10 ENE 2016


Todo el mundo sabe que los atentados en Nueva York, el 11 de septiembre de 2001, fueron perpetrados por los servicios secretos estadounidenses, pero resulta difícil averiguar quién es ese “todo el mundo” y, más aún, a qué se denomina aquí “saber”. En un libro publicado recientemente, el filósofo alemán Karl Hepfer se pregunta ambas cosas en relación al auge de las teorías conspirativas en Europa, y responde que se trata de “modelos de interpretación de la realidad simplificados”, intentos de regresar a un estadio anterior de nuestra cultura en el que la realidad supuestamente era sencilla de comprender, y los actores, buenos o malos. Así, el presidente norteamericano John F. Kennedy (bueno) no habría sido asesinado por un paranoico llamado Lee Harvey Oswald, sino en realidad por la mafia, por el Gobierno cubano o por el vicepresidente Lyndon B. Johnson (malos), según las versiones.

El libro de Hepfer, Teorías conspirativas: Una crítica filosófica de la sinrazón (Transcript), presenta, sin embargo, algunos problemas. Uno es que soslaya el hecho de que la nostalgia de un mundo más “simple” de comprender y el consiguiente auge de las teorías conspirativas, no son algo reciente. En el año 64, por ejemplo, un gran incendio en Roma fue atribuido a los cristianos para justificar su persecución. En 1312, el rey francés Felipe IV acusó de prácticas heréticas y sodomía a los templarios para eximirse del pago de una importante deuda económica que había contraído con ellos. Durante la Edad Media, se acusó a los judíos de beber la sangre de niños cristianos y de envenenar las fuentes para desatar la peste. Más adelante casi todo acontecimiento político de relevancia fue atribuido a una conspiración de alguna índole. Así, la disolución de la orden jesuitica habría sido la respuesta a un supuesto intento de asesinato de la reina de Inglaterra para reinstaurar el catolicismo y convertir a un Habsburgo en rey de Estados Unidos; detrás de la Revolución Francesa y el auge de los nacionalismos habrían estado masones e Illuminati; y la derrota alemana en la I Guerra Mundial habría sido producto una conspiración de socialdemócratas y judíos. También la Revolución Rusa, la propagación del VIH-Sida y la crisis de los refugiados tendrían una trama secreta. Para el historiador alemán Dieter Groh las teorías conspirativas serían, en ese sentido, una “constante antropológica” a lo largo de la Historia.

El otro problema del libro de Hepfer es que sostiene que las teorías conspirativas serían un modelo simplificado de interpretación de la realidad, un argumento que la complejidad de ciertas teorías parece desmentir. Piénsese, por ejemplo, en las del británico David Icke, quien afirma que el mundo estaría siendo controlado por una alianza de judíos e Illuminati, los cuales serían extraterrestres “reptiloides” dirigidos por la familia Rothschild. Esta teoría no sólo es absurda —una afirmación que se enfrenta a la popularidad de su autor y de los foros dedicados a su trabajo—, sino también extremadamente complicada. ¿No es más sencillo pensar que son la desigualdad económica y política y la concentración de poder los responsables de las catástrofes del presente?

Naturalmente, la respuesta es que no. Las teorías conspirativas proponen (a pesar de su complejidad) un modelo de interpretación más simple y más atractivo de la realidad para ciertas personas porque articulan procesos económicos, políticos y demográficos simultáneos y de gran complejidad en un relato coherente.





lunes, 18 de enero de 2016

COMENTARIO SOBRE DIARIOS ESPAÑOLES

Me gusta la variedad de asuntos que retrata el diario El País de España. La variedad. Ahí la tenemos. Esta quizá sea la causa por la que cuenta, como medio de información español, con un mayor número de lectores hispanos a nivel mundial. Su temática variopinta amplía su público a todos los intereses posibles. Siempre hay algo que puedas leer o que pueda interesarte en ese diario. Y no digo que sus competidores (ABC o El Mundo, por ejemplo) no traten temas diversos, pero El País tiene una manera de informarlo muy particular que, sin llegar a la chabacanería, atrae e interesa. No obstante, lo más atractivo, en mi opinión y lo repito, es la variedad de asuntos que trata y no solo la variedad en sí, sino el aparente interés en profundizar temas que quizá a no todos los españoles interese profundizar, pero a otros sí.

De estos medios, El País informa mucho más sobre América Latina. Los otros diarios españoles tratan el tema marginalmente. Y no podemos criticarlos. Su público mayoritario es España y España es lo que más le interesa al lector español. El País ha querido ampliar su público a uno más variado.

Variedad, variedad; ahí lo tenemos. Sea verdadero interés en la importancia de la Región o simple curiosidad por los sudacas, ha llegado este diario a tener una edición diaria dedicada especialmente a nuestro continente y oficinas en Méjico y creo que también en la Argentina. Aquí seguramente el plus que tiene su primacía por estos lares.

Las tendencias de estos tres diarios nombrados son fácilmente deducibles cuando se los lee: El País es progresista, de izquierda dirán unos, y los otros dos tienden más a la derecha. Una buena forma de entenderlo será leyendo las notas sobre el actual Presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, matizadas de acuerdo con la línea editorial de cada diario. Los tres, sin embargo, han sido críticos con el gobierno de Venezuela y lo fueron del mismo modo con el anterior gobierno argentino.

Todas, o casi todas, las informaciones de estos periódicos doblan o triplican la cantidad de líneas que colocan nuestros diarios locales. Se nota que por allá leen más que nosotros. Muchas de estas noticias aparecen luego adecuadas –y reducidas, desde luego- en la prensa nacional. Nosotros, por cuestiones económicas, no podemos costear muchos corresponsales en el extranjero. El País cuenta con un Premio Nobel entre sus columnistas, Vargas Llosa. Sus artículos, publicados cada dos semanas los domingos, los retransmite aquí el diario La República. El País también hace lo que la República: retransmite a otro Premio Nobel, el economista Paul Krugman, vía The New York Times, y creo que a algún otro más. Tener estos personajes, sean cuales sean sus versiones de la realidad, da lustre a este diario. Por ello, en general, la prosa es buena y en ocasiones, como la de los personajes nombrados anteriormente, de primer nivel.

La corresponsal de El País de España, que no debemos confundir con su homónimo uruguayo, en nuestro país se llama Jacqeline Fowks. En los años que voy siguiendo las noticias de este medio, esta periodista siempre ha sido la encargada principal de enviar las notas importantes de nuestro país. ABC también cuenta con una corresponsal permanente, también mujer: Paola Ugaz. El caso de El Mundo, no encontré a nadie.

Evidentemente, las lecturas que hago de los diarios españoles son vía internet. Las web de estos diarios son las siguientes:


Creo que me he alargado demasiado. La intención inicial ha sido colocar un fragmento de una nota de la edición digital del El País que trata sobre el tema de las teorías conspirativas, tan en boga últimamente. Creo que mejor la paso para una posterior entrada y le cambio el título a esta para evitar confusiones. Sorry XD





Imágenes tomadas de internet. Las primeras son las últimas portadas de los diarios ABC y El País de España. A falta de portada en El Mundo, coloco una imagen de su dirección web.


viernes, 15 de enero de 2016

EL DISCURSO VERDADERO DE CELSO


Celso escribió un discurso en contra de los cristianos, los seguidores de una nueva religión que amenazaba con conquistar los cuatro rincones del maltrecho Imperio Romano, hecho que finalmente se concretó. Celso, un pagano estudioso, no es para nada indulgente con Jesús, ni con los apóstoles, ni con María, ni mucho menos los dogmas que creían firmemente estos nuevos creyentes. Le parecían tonterías inventadas por gente ignorante y que solo la gente sin educación lo podía creer. Esto no era nuevo, ya San Pablo lo daba a entender y hasta se enorgullecía de la “locura de la  cruz”, también el mismo Jesús se regocijaba cuando decía “Gracias, Padre, porque te reservaste estas cosas de la gente educada y la entregaste a estos pequeños”.

Esto desprecia Celso: “Ninguno de ellos quiere ofrecer o escrutar las razones de las creencias adoptadas. Dicen generalmente: «No examinéis, creed solamente, vuestra fe os salvará»; e incluso añaden: «La sabiduría de esta vida es un mal, y la locura un bien».”

Creo que cualquiera se incomodaría si, al debatir con otra persona, esta solo le dijera: “No pienses, solo debes creerme y si no me crees has demostrado tu error”.  Y así lo dice Celso:

Si ellos estuvieran de acuerdo en responderme, y no en que ignore lo que dicen… todo iría bien... Pero se niegan y se esconden escudándose en su fórmula habitual: «No examinéis...etc.»,

Ya luego, San Agustín, San Anselmo y Santo Tomás fueron al Credo ut intelligam, que moderaba las cosas, aunque no tanto que digamos.


Lo primero que puede caer en atención a quien lo lea sin prejuicios es que Celso conoce las Escrituras. Habla con soltura sobre pasajes de los Evangelios como el que más.  "Pero no tiene el Espíritu ni el alma que infundió a las Sagradas Escrituras", dirá un creyente, y tiene razón. Usa, más bien la Biblia para oponerse a quienes creen en ella. Dice: “Y todo esto lo sacamos de vuestras propias escrituras: no tuvimos que acudir a otros testimonios contra vosotros. Os bastáis vosotros para refutaros a vosotros mismos."

El inicio del Prefacio a este texto es ya un clásico de la literatura anticristiana:

Hay una raza nueva de hombres nacidos ayer, sin patria ni tradiciones, asociados entre sí contra todas las instituciones religiosas y civiles, perseguidos por la justicia, universalmente cubiertos de infamia, pero autoglorificándose con la común execración: son los Cristianos.

El conocedor de estos temas verá que la imprecación es casi la misma con que los antiguos paganos –y los actuales, por cierto- denostaban a los judíos. De hecho, y como bien decía Bernard Lazare, en los primeros siglos de nuestra era, cristianos y judíos eran casi lo mismo, como dos sectas de una misma religión. Llegado el triunfo de la Iglesia con Constantino, se buscó la emancipación total de las creencias judaicas.

La animadversión continúa. Celso apunta algo que la mayoría de los apóstatas siguientes también refieren: que en Jesús y sus seguidores no hay nada nuevo. Todo lo dicho y hecho por Cristo lo han hecho ya otros iluminados, y mucho antes que Él:

Los peligros que los cristianos afrontan por sus creencias, supo Sócrates afrontarlos por las suyas con un coraje inabarcable y una serenidad maravillosa. Los preceptos de la moral de los cristianos, en lo que contienen de perfección, antes que ellos los enseñaron los filósofos, y especialmente los estoicos y los platónicos. Sus críticas a la idolatría, consistentes en sostener que estatuas marmóreas o broncíneas, hechas por hombres a veces despreciables, no son dioses, fueron antes incontables veces expuestas.

Y critica que Jesús, luego de hacer tantos milagros (que él llama actos de magia), exprese que cuando vean a otros hacer lo mismo no les crean porque son falsos  maestros y falsos profetas: “¡Ridícula e increpante contradicción! Si condena con razón a los que lo imitan, ¿cómo es que no se vuelve contra él tal condena?” Y todavía falta más:

Se cuenta, es verdad, y exageran a propósito, muchos prodigios sorprendentes que operaste, curaciones milagrosas, multiplicación de los panes y otras cosas semejantes. Mas esas son habilidades que realizan corrientemente los magos ambulantes sin que se piense por eso en mirarlos como Hijos de Dios.

Al tratar del nacimiento de Jesús, Celso, naturalmente, niega toda posibilidad de que fuera tal y cual la apuntan los Evangelios. Afirma también que fue mientras vivía en Egipto que Jesús aprendió los trucos mágicos que luego usó para asombrar al populacho en Jerusalén, hablando de María dice:

…sobre los trucos de Jesús, dice que los aprendió en Egipto: Más tarde, impelida por la miseria a emigrar, fuese a Egipto, allí alquiló sus brazos por un salario; mientras tanto tú aprendiste algunos de esos poderes mágicos de los que se ufanan los egipcios.

Y continuando sobre el episodio de la Huida a Egipto de la Sagrada Familia:

¿Por qué fue preciso que te llevasen para Egipto? ¿Para salvarte del exterminio de la espada? Pero un Dios no puede temer a la muerte. Un ángel vino a propósito desde el cielo para ordenarte a ti y a tus padres la huida. El gran Dios que ya se había tomado la molestia por ti de enviar dos ángeles, ¿no podía entonces proteger a su propio hijo en su propio país?
“Huyó para cumplir al antigua profecía”, dirá el apologeta.


Declara inútiles las profecías del Antiguo Testamento, a causa de que podrían atribuirse a cualquiera:

Un profeta, es verdad, dijo en otro Tiempo en Jerusalén que un hijo de Dios vendría para hacer justicia a los fieles y castigar a los malos. Pero ¿por qué habría de aplicarse a ti precisamente, con preferencia a miles de otros nacidos desde esa profecía, tal vaticinio? (…)
En vano alegáis las profecías: hay una infinidad de otros personajes, a los cuales ellas se podrían aplicar con más justo título.

Y de los Reyes Magos y Herodes…

Cuentas que algunos caldeos, no pudiendo contenerse ante el anuncio de tu nacimiento, se pusieron en camino para venir a adorarte como Dios, cuando aún estabas en la cuna; cuentas que dieron la noticia a Herodes el Tetrarca, y que éste, temiendo que tú usurpases el trono cuando fueses mayor, hizo decapitar a todos los niños de la misma edad, para hacerte perecer infaliblemente. Pero, si Herodes hizo eso movido por el temor de que más tarde ocupases su lugar, ¿por qué tú no reinaste, cuando llegaste a ser mayor?

“Herodes equivocó la profecía” dirían los apologistas, “Cristo no reinaría en un trono material y corruptible, sino en un espiritual y eterno”.


Y también se manda contra las propias profecías de Cristo hechas por Él mismo:

Había previsto y predicho él mismo todo lo que le aconteció. ¡Qué bella justificación! Es como si, para probar que un hombre es justo, se demostrase que cometió injusticias; para probar que es irreprochable, se demostrase que vertió sangre; para probar que es inmortal, se certificase que murió, argumentando que él había previsto todo eso.


Al final, termina afirmando que a Jesús casi nadie le creyó, ni sus mismos seguidores que luego se echaron para atrás en el momento de máxima desesperación. Por ello, concluye, ese Cristo ha demostrado su falsedad e ineficacia.

Nos atribuís el crimen, raza crédula, de no haberlo recibido como Dios, de no admitir que él sufrió para el bien de los hombres, a fin de que aprendiésemos también nosotros a menospreciar los suplicios. Pero la realidad es que, después de haber vivido sin haber podido persuadir a nadie, ni siquiera a sus propios discípulos, fue ejecutado y sufrió lo que ya se sabe. (…)
En el discurrir de su vida acá en la tierra, todo lo que pudo hacer fue atraerse hacia sí a una docena de marineros y publicanos, y aun así no consiguió conciliarlos a todos. Pero éstos, que vivían familiarmente con el que oían su voz, que lo tenían por maestro, cuando lo vieron torturado y muriéndose, no quisieron ni morir con él, ni morir por él; olvidaron el desprecio por los suplicios; es más, negaron que eran discípulos suyos.

 --------------------------------------------------------------------------



INTRODUCCIÓN

Este artículo no quiere ir contra ninguna creencia religiosa. No es el motivo. No puede desaprobarse el conocimiento en sí y menos cuando alguien está seguro de lo que dice creer. En realidad, solamente quiero examinar cómo va mi cultura patrística. Para ello, quiero hacer un comentario a las primeras secciones del famoso Discurso de Celso contra los cristianos. No creo que gane publicidad al escribir sobre un asunto tan desconocido para la mayoría de personas, sin embargo, no es mi intención ganar likes.

Este Celso fue un estudioso pagano de la época de las persecuciones contra los cristianos. Por la seguridad con que escribe sus dichos, supongo que vivió en la era preconstantiniana o, al menos, a inicios de esta. De otra forma, un escrito así habría sido fuertemente censurado por la autoridad imperial, especialmente desde Teodosio. Quizá fue contemporáneo de Tácito, otro personaje que no gustaba de la nueva religión.

Si no me equivoco, este escrito fue refutado por San Ireneo, lo que indicaría que fue escrito en el siglo III o IV. De ser así, también deben existir respuestas de Orígenes o Tertuliano, cuando no de San Cipriano, todos ellos tremendamente activos por aquellas épocas. Tengo en la mente un Adversus Celsus, pero no recuerdo su autor.

No trataré de todo el Discurso. Es mucho para mí aún. Hablaré, más bien, del Prefacio y del Primer Libro nada más. Pero creo que, cualquier interesado debería darle una lectura completa porque no tiene pierde. Parece que toda crítica que se ha hecho al Cristianismo hasta nuestros días puede retrotraerse hasta este Discurso. Voltaire y Renan estarían contentos si lo leyéramos.

De haber inconsistencias, se deben al hecho de que no use material adicional al momento de redactar estas notas. Lo único que tuve a mano, y es obvio, fueron las secciones aludidas del Discurso Verdadero. Como expresé al principio, quise escribir todo esto para ver si aún recordaba algunos libros que estudié años atrás. Las frases bíblicas son aproximadas.


(He puesto la Intro al final porque creí que era lo que menos llamaría la atención sobre el asunto, si alguien lo leyera.) 

martes, 12 de enero de 2016

Film ¿Verdad o castigo? Se doblaría al francés para una nueva presentación

Una buena noticia para Tacna. 


¿Verdad o castigo? continúa dando que hablar


Las buenas noticias no tardan en llegar, junto a los últimos reconocimientos que logró Tacna en diferentes campos de la creatividad, se suma la posibilidad de que la película tacneña ¿Verdad o Castigo? sea doblada al idioma francés y cumpla con una serie de presentaciones en Europa.

Su director, el joven cineasta Carlos Vera Munárriz, confirmó la información. Mencionó que su última participación en el I Festival del Cine Regional de Ayacucho 2015 hizo que la trama del largometraje interesara a una familia peruana que tiene una productora en ese país.

“Tengo entendido que son pocas las cintas regionales que logran un doblaje internacional. Las posibilidades crecen aún más sabiendo que la trama del film sea más de diálogos y tenga pocas locaciones, haciendo que los costos del doblaje se abaraten”, refirió Vera.

¿Verdad o Castigo? fue grabada en el año 2012 y pese al tiempo transcurrido ha acaparado algunos festivales, nacionales e internacionales que se desarrollaron hasta el momento. En muchas ocasiones se logró menciones honrosas por el trabajo desprendido.

Carlos Vera, quien fue elegido vocal de la recientemente creada Asociación de Cineastas, mencionó que de concretarse la posibilidad estaría abriéndose la posibilidad para acudir a ese país y seguir de cerca el nuevo trabajo de realización.

La cinta se centra en la vida de Esteban, un peruano que radica en España y que vuelve al Perú para casarse con su prometida. Sus compañeros de promoción, luego de su despedida de soltero, le tienen preparado un último regalo sorpresa: una noche de hotel con María, una meretriz para clientes selectos. Ambos se ven envueltos en un juego al recordar que tuvieron un romance en la adolescencia. Esto cambiará sus vidas.



>>Película “Reflejos” será la cinta 
que dirigirá Carlos Vera y que 
empezará a rodarse este mes en Tacna.


La presente noticia apareció ayer, 11 de enero, en la edición Tacna del Diario Correo. No está firmada.

lunes, 11 de enero de 2016

"Debía de ser tan bonito eso de tener un dios para cada cosa"

El Diario El Mundo de España ha publicado hace unos días una interesantísima entrevista al ganador del Premio Príncipe de Asturias de las Letras del año 2014, señor John Danville, natural de Irlanda. Para ser sinceros, no conozco la carrera ni la obra de dicho escritor, sin embargo, el artículo periodístico está de lo más recomendable.

Uno de los puntos que llamaron mucho mi curiosidad fue el relacionado con las ideas religiosas del escritor. Hay tres preguntas que están centradas en este aspecto y contienen respuestas tan ocurrentes y dignas de reflexión que he quierod compartir en este sitio. Ahí van…



Sus novelas también están llenas de dioses mitológicos

“Es que el monoteísmo fue un desastre para el hombre. Debía de ser tan bonito eso de tener un dios para cada cosa, cachitos de divinidad que saliesen a nuestro encuentro por todas partes. En cambio, la idea de tener a un tío mirándonos, enfadado, diciéndonos: "Eh, queredme, si no va a ser terrible. Lo veo todo, os mandaré al infierno...".


El Cielo también da un poco de miedo.

“Sí. por completo, de niño, la idea del cielo me daba terror. Nos decían: estaréis todos juntos para siempre. Todos: los niños del colegio que me zurraban, un tío mío al que odiaba... Y para siempre.


¿Recuerda cómo perdió la fe?

“No. Pero recuerdo que perder la fe era como romper como la familia. Mi madre me decía: si mueres en pecado, Dios me pedirá explicaciones por ti: ¿cómo has dejado que tu hijo se perdiera...? Imagine. La iglesia ha hecho eso muy bien, hizo que relacionáramos a nuestras madres con la virtud...




La entrevista se publicó en la web de El Mundo el  04 de enero de este año y fue realizada en Dublín por Luis Alemany. Completa aparece en el siguiente link:  http://www.elmundo.es/cultura/2016/01/03/568917ceca4741c62c8b4632.html


El escritor John Banville (Foto tomada de la edición digital del diario El Mundo de España)


miércoles, 6 de enero de 2016

YO QUIERO SER BOMBERO


En esta ocasión, sin motivo inmediato, quiero dar homenaje a esos hombres y mujeres que, sin pedirnos nada  a cambio, se han propuesto auxiliarnos en cuanto lo necesitemos. Se merecen nuestros aplausos y, quién sabe, tal vez algo de nuestro dinero. Hablo, de hecho, de los bomberos.

Lo sé, escribir algo como esto es anacrónico, o mejor dicho impertinente. Estamos dando la bienvenida al nuevo año, hay elecciones para nuevo presidente del Perú, el Daesh anda dando dolores de cabeza a medio mundo, el Fenómeno de El Niño está en nuestras narices, hay nuevo entrenador del Real Madrid, subirán las tarifas de luz y agua, la gente está moviendo el totó en las playas y a este Bíctor se le ocurre hablar de bomberos. En fin, en verano siempre dan fiebres.

Siendo sincero, no quisiera toparme con un bombero en acción. Significaría que mi casa se estaría quemando, pero reconozco su labor a veces heroica y casi siempre abnegada. Afortunadamente, es de los pocos colectivos a los que el pueblo peruano le reconoce su mérito sin necesidad de propaganda o prebenda.

Hay una canción excelente que menciona al bombero y su vocación que debería conocer todo el mundo. La cantan Alberto Cortés (autor de la letra, si no me equivoco) y el inolvidable Facundo Cabral en el vídeo que comparto con todos ahora. La letra dice así:

El padre asegura, será un ingeniero 
la madre pretende que sea doctor. 

Las tías quisieran que fuera banquero 
un hombre de mundo, un gran seductor. 

La abuela sugiere que aprenda un oficio 
para que la vida se pueda ganar 
en tanto el abuelo augura que el niño 
se pondrá las botas, será militar. 

Desde su galaxia el niño ya sabe 
que cuando sea grande tendrá que ceder. 

Pero, mientras tanto, él tiene la llave 
del eterno sueño de ser o no ser. 

Bombero, bombero, yo quiero ser bombero 
Bombero, bombero, porque es mi voluntad. 
Bombero, bombero, yo quiero ser bombero 
que nadie se meta con mi identidad. 

El niño es un joven que acepta el legado. 
Ya le abre sus puertas la universidad. 
Al cabo de un tiempo es un gran abogado 
y al cabo de un otro, también es papá. 

El hijo conjuga futuro y pasado 
en las opiniones de lo que será. 

Los padres y abuelos ya lo han programado 
y rueda la rueda y siempre es igual. 

Desde su galaxia el niño ya sabe 
que cuando sea grande tendrá que aprender 
a ser como todos y a tirar la llave 
del eterno sueño de ser o no ser… 

Bombero, bombero, yo quiero ser bombero 
Bombero, bombero, porque es mi voluntad. 
Bombero, bombero, yo quiero ser bombero 
que nadie se meta con mi identidad. 

Al fin de los tiempos, el niño es un viejo 
sentado a la sombra de su realidad 
y desde la infancia, como en un espejo, 
desfilan las cosas que ya no serán. 

La casa paterna, juguetes y amigos 
y aquel despilfarro de la libertad 
se van poco a poco quedando dormidos 
en los largos brazos de la soledad. 

El viejo se apaga y vuelve a su mente 
el niño soñando, con ser o no ser. 

Cerrando los ojos se va lentamente, 
cantando bajito por última vez: 

Bombero, bombero, yo quiero ser bombero 
Bombero, bombero, porque es mi voluntad. 
Bombero, bombero, yo quiero ser bombero 
que nadie se meta con mi identidad.




Este es mi Homenaje a los bomberos en Día de Reyes Magos; sí que soy anacrónico. A propósito, ¿cuándo es el día del bombero?