Soy de TACNA, y escribo desde acá ocurrencias propias y no necesariamente por coyunturas.

martes, 25 de febrero de 2014

MITOS, ERRORES E IMPRECISIONES EN LA HISTORIA DE TACNA

Unas hojas que valen la pena difundir; en la clase de historia aún se escucha muchos anacronismos.
He tenido que arreglar la ortografía, sin anotarlo, para evitar los varios pedantes [sic] que tendría este pequeño texto . Un corrector de estilo, o al menos uno gramatical-ortográfico, hubiera borrado los mil y un errores que tiene este libro en cada una de sus páginas.





MITOS, ERRORES E IMPRECISIONES EN LA HISTORIA DE TACNA

Luis Cavagnaro


La preocupante perpetuación de informaciones incorrectas, recogidas “de oído” y divulgadas como dogmas de fe en recientes publicaciones, concursos y conferencias, merece un estudio debidamente fundamentado en la documentación primaria.

EL PRIMITIVO NOMBRE DE TACNA
Se decía que era Takána, con acentuación en la segunda sílaba. El historiador Juan José Vega ha demostrado que es Tákana, con acentuación esdrújula. De haber sido llana la sílaba acentuada, no hubiese desaparecido. Es el mismo caso de Chákara convertida en chacra y de Tárama reducida a Tarma.

EL INCA CONQUISTADOR
Hasta la década de los cincuenta, los historiadores se basaron en Los Comentarios Reales de Garcilaso. Así, Mayta Cápac, el cuarto Inca, habría sometido a la Confederación Colla con sus dominios de la costa, incluyendo Tákana, y que su antecesor, Yáhuar Huácac habría consolidado la conquista de estos territorios costeños hasta Tarapacá. Gracias a las investigaciones de María Rostworowski, hoy se descarta la obra conquistadora de estos dos incas, por corresponder a una historia inventada por Garcilaso para engrandecer la obra de sus antepasados Urin Cusco. Hoy se tiene la certidumbre de que fue el inca Pachacútec el que incorporó la confederación colla al Tawantinsuyo y Túpac Inca Yupanqui el primero que recorrió triunfalmente sus dominios, entre ellos, Tacna.



TACNA CARECE DE FUNDACIÓN ESPAÑOLA
Es cierto. No la tuvo como Ciudad o Villa de españoles. Sin embargo, fue una autoridad española, debidamente nombrada e instruida por el virrey Toledo quien llegó en 1573 para establecer la reducción de indígenas en el pueblo de Tákana. Este funcionario fue el licenciado Juan Maldonado de Buendía. Se trazaron las calles, una central o eje, hoy calle Zela, y seis “traveseras”, hoy Laso, Inclán, Unanue, 28 de Julio, Deustua y Arias y Aragüez. El nuevo pueblo de indios de Tákana fue puesto bajo la advocación del apóstol San Pedro. 

EL GRITO DE ZELA NO FUE EN POCOLLAY
El pueblo de Pocollay fue fundado en 1856, cuarenta y cinco años después del levantamiento de Zela. Además, todos los documentos, incluyendo declaraciones de los participantes, señalan con precisión a la casa de Zela como escenario de la histórica noche del 20 de junio de 1811 y a la pampa de Caramolle o De la Disciplina (hoy avenida Dos de Mayo) como concentración de las fuerzas insurgentes el 24 de junio. La confusión comenzó cuando, a poco de fundado Pocollay, el alguacil don Cirilo Carbajal erigió un monumento a Zela, en cuya placa se leía algo así como “En esta tierra se dio el primer grito de libertad”, refiriéndose a Tacna en general. Además, la justificación que dio el autor de la iniciativa fue que, en todo Tacna, no existía un monumento que perennizara la gesta de 1811.



MUERTE DE ZELA
No se ha ubicado la partida de defunción del prócer. El señalamiento del 28 de julio de 1821 como fecha de su fallecimiento es más una alusión alegórica. Por documentación recientemente exhumada, se puede deducir que Zela dejó de existir antes de 1819.

FECHA DE CREACIÓN DEL DEPARTAMENTO
Equivocadamente se registra que fue el 25 de junio de 1875. La creación es mucho más antigua. El 27 de abril de 1837, el presidente Santa Cruz creó el Departamento Litoral de Tacna y, como tal, funcionó hasta 1839. El Congreso de Huancayo, que había dejado sin efecto todo lo legislado durante la Confederación Peruano-Boliviana, mantuvo esta jurisdicción. Sin embargo, modificó su denominación designándolo como Departamento de Moquegua y adicionándole la provincia hermana de este nombre y quedando Tacna como capital de este extenso departamento que iba desde el río Tambo hasta el Loa. Así se equilibraban las rivalidades provincianas. El 25 de junio de 1875 se modificó el nombre de todo el departamento, denominándolo Tacna y separándose de la Provincia Litoral de Moquegua. Esta fecha es, desde entonces, más memorable para ese departamento que para el nuestro.



LA FUENTE DE LA PLAZA DE ARMAS
No es obra de Gustavo Eiffel, ni fue obsequiada por el presidente Balta. Son leyendas que se han enraizado inexplicablemente. Los libros de acta de la Municipalidad de Tacna que existen en el Archivo Departamental demuestran que de la firma Hughes la que, en cumplimiento de una de las cláusulas del Contrato de la obra del Uchusuma que lo comprometía para dotar de agua potable a la ciudad, adquirió, trasladó desde Europa e instaló la tubería, cuatro pilones y una pila en la Plaza de Armas. La fuente, cuya “cuña” fue esculpida por el francés Paul Lienhard, se fundió en Liverpool y fue traída a América en los vapores “Guillermo” y “Mersey.”
Siempre se dijo que el conjunto escultórico de la primera fontana representaba las cuatro estaciones. Como existen fuentes similares en Lisboa, Valencia (España), dos en la avenida 9 de Julio en Buenos Aires, en Córdoba (Argentina), en la Plaza Victoria de Valparaíso, en Nueva Orleáns y en Liverpool, se ha buscado información en alguna de las referidas ciudades. En muchas de ellas se devela la intencionalidad del escultor: se trata de dioses mitológicos: Neptuno, Adonis, Galatea y Anfitrite.


pp. 209.211


De Nueva Historia General de Tacna, Edición 2001 

6 comentarios:

  1. ES INTERESANTE INFORMARNOS, PARA NO PERDER NUESTRA IDENTIDAD, NUESTROS HIJOS LO NECESITAN PARA SENTIR ESE AMOR A NUESTRO SUELO SAGRADO.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante y aleccionador, nos ayuda a alimentar mejor nuestra identidad-

    ResponderEliminar
  3. gracias por compartir la historia de Tacna, Es bueno conocerla y salir de dudas o mitos. Yo hasta hoy pense que la fuente era de Eifel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti gracias por interesarte en la historia de nuestra Tacna querida: Estaremos siempre para apoyar la cultura en nuestra ciudad.

      Eliminar
  4. Felicitaciones por el artículo, soy moqueguano y para nosotros la única fecha memorable es el 25 de noviembre de 1541, fecha en la que conmemoramos nuestra fundación española como Villa de Santa Catalina de Guadalcázar del Valle de Moquegua, y no el 25 de junio de 1875, como se ha hecho referencia. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Las felicitaciones son, definitivamente, para el historiador Cavagnaro pues de él es el artículo. Lo de «más memorable» hacía referencia a la importancia comparada de la fecha: ese 25 de junio del 75 vendría a ser más relevante para Moquegua que para Tacna. No dice que sea un día de fiesta para los moqueguanos. Saludos igualmente.

      Eliminar